Cuadros según categorías - Asia

Si, después de regresar de unas vacaciones exóticas en Asia nos enamoramos del estilo oriental, podemos introducir algunos elementos característicos en nuestro hogar. Si los viajes a La India, China o Japón están en la lista de nuestros sueños, podemos crear una pequeña Asia en nuestro hogar y nuestros cuadros Asia resultarán ideales, los cuales crearán la atmósfera adecuada y también decorarán las paredes de nuestro apartamento. Para decorar el interior en un estilo oriental, no tenemos que importar muebles de Asia, telas y decoraciones como cuadros asiáticos, se pueden encontrar en el sitio.

49 cuadros

 

Asia cuadros y una característica  gama de colores

Un estilo oriental se caracteriza por el glamour, el cual se manifiesta en una gran cantidad de motivos, colores, texturas, así como formas y materiales. Los muebles en una sala de estar decorados en estilo oriental deben ser bastante pesados y macizos, generalmente de madera oscura natural; además, a menudo son muy elaborados, ricamente acabados y decorados. Las telas también son extremadamente coloridas y a menudo tejidas a mano. El estilo oriental se caracteriza por una gran cantidad de colores saturados como el rojo, naranja, amarillo, morado, turquesa, azul marino, amaranto y dorado. La combinación de colores fuertes puede abrumar, especialmente en un área pequeña, por lo tanto podemos elegir varios de ellos y combinarlos con un gris neutro o blanco. También podemos disimularlos un poco como complementos, las decoraciones características de Asia son, por supuesto, una porcelana bellamente decorada, así como figuras de madera talladas o estatuas de deidades locales. Entonces podemos dar vida de manera impresionante a cualquier interior y agregarle color. En un interior de estilo oriental no puede faltar una iluminación adecuada, la cual crearemos con la ayuda de unas lámparas decorativas y coloridas hechas de vidrio. El olor también es muy importante, podemos sentir el olor de Asia con la ayuda de un fragante incienso.

Misteriosa Asia, cuadros para sala de estar

Si sueñas con una original y colorida Asia en tu sala de estar, los cuadros en las paredes de ese interior deben referirse a su cultura, naturaleza y arquitectura. Podemos elegir entre un número prácticamente infinito de diseños y motivos característicos de las zonas asiáticas. Nuestros cuadros Asia pueden representar paisajes bañados por el sol poniente o la vegetación característica de estas áreas, por ejemplo, unos cerezos en flor, que pertenecen a uno de los árboles con flores más bellos del mundo. Los aficionados a la arquitectura definitivamente querrán colgar cuadros asiáticos en la pared que muestren la belleza de la arquitectura local, generalmente unas casas originales construidas una con notable precisión con los característicos techos levantados. Asia representa también distintas religiones como el hinduismo o el budismo. Construido en honor a las deidades, los templos y otros edificios deleitan con su belleza. Destacan las esculturas que representan deidades adoradas en Asia, las cuales pueden admirarse en casi por doquier. Otro elemento por el que Asia es famoso son sus animales, como por ejemplo los elefantes, los tigres o pandas, los mismos que serán las delicias de cualquiera. Sus majestuosas siluetas se verán hermosas en un lienzo, el cual colgaremos o colocaremos en la sala de estar. Si estamos fascinados por la cultura de Oriente, también debemos prestar atención a su gente, su característica belleza y sus hermosos vestidos crearán una imagen original de este hermoso continente. Unos cuadros con los habitantes de Asia con sus trajes tradicionales serán una decoración impresionante para nuestra sala de estar, los cuales pueden ser residentes de ciudades japonesas vestidas con unos kimonos o unas indias con vestidos ricamente decorados.

Exótica Asia cuadros ¿cómo colgarlos?

Recuerda que ahora, para colgar un cuadro, no tienes que perforar agujeros en la pared, nuestros cuadros Asia se pueden colgar con cintas fáciles de quitar, las cuales no dañan la pared, luego, cuando lo desees puedes cambiar completamente la decoración. También podemos colocar los cuadros en estantes especiales con una superficie ranurada la cual evitará que se muevan. También está muy de moda recientemente, colocar unos cuadros grandes en el piso apoyados contra la pared. Esta propuesta funcionará especialmente para quienes gusten experimentar y suelan cambiar el diseño interior frecuentemente.