Cuadros según categorías - Dulces

El arte evoca emociones extremadamente diferentes. A menudo deleita, a veces afecta o intriga. También nos asombra su creatividad la cual hace que el corazón lata más rápido, nos deje con la boca abierta y luego aparezca una amplia sonrisa en la cara. Las imágenes descritas son evocadas por nuestros cuadros dulces especialmente para quienes amen los postres. A este grupo pertenece aproximadamente el 99% de la humanidad, y en realidad, no es de sorprender, tan solo pensar en unas trufas de chocolate negro o un pastel de queso con mermelada de fresa, nos despierta el apetito ... Probablemente te preguntes: ¿dónde está esta galería de deliciosas obras? Tenemos buenas noticias para ti. Puedes crearla tú mismo, todo lo que tienes que hacer es colgar unos cuadros dulces en tus paredes.

41 cuadros

 

Cuadros dulces para crujir en la cocina ... 

¿En qué habitación se verán mejor? La cocina es, sin duda, el primer lugar que se nos viene a la mente cuando buscamos el espacio adecuado para resaltar nuestras pequeñas debilidades. Después de todo, aquí es donde se hacen todas las tartas de manzana, bombones, pasteles y galletas que tientan el paladar de los amantes de la comida poco saludable. Nuestros cuadros dulces deben aparecer en el corazón de la casa no solo por sentido común, sino también por razones estéticas. Estas decoraciones darán carácter a todo el interior y, por supuesto, sabor. Complementarán perfectamente cualquier diseño de un estilo moderno o más clásico. Una propuesta ideal para los amantes de la tradición son unos cuadros de dulces con un alma retro, por ejemplo, un helado de metal con inscripciones que recuerdan a los cafés estadounidenses de la década del 60. La regla es simple: cuantos más contrastes y conexiones no convencionales, mejor. Pero debemos tranquilizar a los fanáticos de las propuestas de vanguardia. Los motivos de postres en las cocinas modernas se ven geniales, especialmente los gráficos vectoriales coloridos. Armonizarán de maravilla con formas geométricas y, al mismo tiempo, se convertirán en un trampolín interesante del omnipresente blanco, negro y gris. Recuerda, la excepción prueba la regla.  

... y enamórate de la habitación 

El uso de decoraciones culinarias en la cocina parece ser algo natural. ¿Qué tal unos cuadros de dulces en el dormitorio? Imagina que es de mañana. Todavía no te has liberado de los brazos de Morfeo todavía. Lentamente abres los ojos, ves una fresa empapada en fondue de chocolate. ¿Podría algo llamar la atención más que eso? Inmediatamente sentirás apetito por la vida y te levantarás de la cama con el pie derecho. Después de todo, comer (y mirar) dulces en distintas formas aumenta la liberación de endorfinas, las hormonas de la felicidad. También funciona como un afrodisíaco, además, y no menos importante, unos colores oscuros y unos acentos en el dormitorio, como nuestros cuadros dulces ya mencionados con chocolate negro en el rol principal, aportarán un toque de estilo y elegancia al interior. Constituirán el ambiente propicio para la tranquilidad, la relajación y ... enamorarse. ¿Qué más podrías pedir?  

Cuadros dulces para desarrollar la imaginación 

Como ya nos hemos ocupado de las necesidades de los miembros adultos del hogar, es hora de atender a los más pequeños. Es ampliamente conocido que los niños y los dulces son la pareja perfecta. ¿Qué niño no se derretiría de placer al ver unos bombones con nueces y menta, unas galletas de mantequilla, malvaviscos u otras delicias? ¡Ninguno! Es por eso que los cuadros de unos buñuelos colgados en las paredes seguramente complacerán a muchos niños pequeños. ¿Por qué vale la pena elegir estos pasteles al decorar la habitación de tu hijo? Sus formas y colores fantasiosos despertarán la creatividad de una persona joven y lo alentarán a explorar los alrededores. Y esto es probablemente lo más importante: dale alas a tu hijo y muéstrale cómo usarlas para volar hacia sus sueños.  

La dolce vita, o ¿Cómo crear un interior de dulces? 

Una gran acumulación de dulces por metro cuadrado a menudo se asocia a lo kitsch, sin embargo, no tiene por qué ser así. Te asesoramos sobre qué hacer para que una decoración de dulces se vea genial y se gane el corazón de tus sus invitados:

  • Apuesta por los pasteles, el color menta se está volviendo cada vez más popular actualmente, gracias a esto el interior cobrará vida y obtendrá una cara nueva y fresca.

  • Elige muebles con alma, los aparadores ligeramente envejecidos o armarios y una mesa de madera natural serán perfectos para un interior dulce.

  • Lo principal son los accesorios, nuestros dulces - cuadros, unas almohadas de color rosa o fucsia, unas flores en jarrones, espejos, etc.