Fotomurales según categorías - Ventana

Un fotomural con unas vistas desde una ventana es una solución ideal para decorar un pequeño y acogedor espacio que disponga de poco luz. Utilizar un motivo de una ventana abierta, no solo hace más claro el espacio interior, sino también nos hace poder disponer de un paisaje detrás de la ventana, produciendo un efecto de mayor profundidad y consiguiendo dar de forma óptica más espacio. Un fotomural ventana, quedará bien tanto en la cocina como en el baño, allí donde no haya mucha luz. Una buena elección del tipo de luz o lámparas junto con un fotomural de una ventana permitirá olvidarse realmente de como es un espacio sin ventanas. Un fotomural 3d de una ventana se ajustará muy bien en un espacio interior pequeño pero también en un salón amplio y claro.

264 fotomurales

 

Fotomural ventana con vistas para una pequeña habitación

La decoración de una pequeña habitación donde falta luz puede ser un verdadero reto. En estos casos un fotomural imitando una ventana o un fotomural 3d puede resolver este problema. Poner un fotomural ventana como decoración en la pared hará rápidamente que el espacio interior parezca más grande. Y según lo que se vea a través de la ventana dará un efecto u otro.

Un fotomural ventana con vistas hacia una montaña, al mar, a una pradera o a un paisaje de una ciudad. En el caso de un espacio pequeño es recomendable un paisaje claro con un carácter panorámico. Una amplia imagen óptico consigue hacer más grande nuestro espacio interior y nivela el problema claustrofóbico que puede llegar a dar una habitación estrecha. Por otro lado un fotomural con vistas desde una ventana al jardín, gracias a los colores claros y variados de las flores se consigue tener una habitación más ligera y optimista. Un fotomural con una ventana abierta con su marco y sus contraventanas será una perfecta combinación entre la decoración de la habitación y lo que se encuentra en el mural.

Fotomural ventana para dormitorio

El dormitorio es un perfecto espacio para usar una decoración de estilo romántico. Un fotomural ventana al jardín, introduce un carácter rústico y campestre, llevándonos a pensar en las vacaciones, en una bonita casa de campo. Además, al disponer de unas vistas del verde, las plantas y las flores, harán que desde la mañana tengamos un pensamiento positivo. El color verde es conocido por su propiedades saludables y tranquilizadoras. Por otro lado, un fotomural con vistas al mar, nos ayudará a conseguir conciliar el sueño. Una tranquila superficie del agua, el brillo de la puesta de sol reflejado reiteradamente en el mar y los delicados matices del cielo nocturno conseguirán darle una mayor armonía a tu dormitorio que cuenta con una decoración romántica.

Cocina en el jardín

Un fotomural ventana con vistas al jardín, es una perfecta proposición para una cocina. La presentación de unas flores y frutas que parezcan estar al alcance de la mano, impresionará a todos los de la casa. Además, el color claro y energético aviva el espacio interior, y hará un efecto óptico consiguiendo ampliar una pequeña cocina.

Fotomural ventana en el baño

Una proposición  muy curiosa son los fotomurales pegados directamente al cristal. Aseguran un total paso de luz y en el caso de tener vecinos cercanos, nos aseguran de forma discreta una mayor intimidad. Este tipo de fotomurales es una atractiva solución en el baño, donde normalmente cuidamos nuestra intimidad. Si no necesitamos tapar nuestra habitación pero queremos avivar el espacio, un fotomural con vistas desde la ventana presentandonos por ejemplo Venecia o un puerto de mar será una solución con mucho estilo.

Fotomural ventana en un salón amplio

En salones claros y espaciosos, donde no necesitas una mayor ampliación ni más metros cuadrados, un fotomural con las vistas de una ventana hacia una ciudad, permite presentar muchos elementos de un panorama de una ciudad grande y con una densa construcción. En pequeños salones, estos fotomurales los harían aún más pequeños de lo que son en la realidad. Una amplia pared de un salón será el sitio perfecto para exponer algunos de los edificios más representativos de ciudades como Roma, París o Londres.

En un salón grande, perfectamente se presentará un fotomural con una ventana con vistas al mar. Una tranquila imagen de la superficie del mar, corresponderá con una minimalista decoración de interior. Por otro lado, una pintoresca puesta de sol marca aún más un salón con estilo romántico.

En un espacioso, e industrial salón se puede esperar una original y curiosa decoración. Un fotomural ventana abierta con una imagen de una oscura iglesia gótica concentrándose en la exposición de la luz de colores que sale a través de sus vidrieras de cristal. Consiguiendo el tono que da uno de sus pequeños elementos de la vidriera que hace tener cientos de diferentes colores que harán juego con un monocromático salón.