Cuadros según el espacio interior - Dormitorio

Decorar el dormitorio es un verdadero placer. En realidad, no tienes que preocuparte por las opiniones de tus invitados (como en el caso de una sala de estar), o las complejas exigencias técnicas que requiere una cocina o un baño, simplemente puedes dejar volar tu imaginación. ¡Haz lo que siempre quisiste hacer! Creo que es por eso que nos gustan tanto nuestros cuadros modernos para el dormitorio. Hay varios modelos aquí, porque el tema no está restringido a ningún convencionalismo, ¡puedes, literalmente, permitirte de todo! Puedes elegir un cuadro sobre la cama que muestre una acción arriesgada y sensual que no te atreverías a colgar en la sala de estar. También puedes elegir cuadros para el dormitorio con motivos relacionados a tus intereses, pero que por alguna razón no son adecuados para colocarlos en otros interiores. 

57 cuadros

 

Un dormitorio de ensueño en tres pasos: ¿cómo usar los cuadros para el dormitorio?

Los diseñadores de interiores con experiencia a menudo dicen que no hay un interior que sea fácil de decorar y que no requiera en absoluto trabajo, creatividad y dedicación: pero es por medio del dormitorio conocer fácilmente el estilo y gusto personal de cada uno. ¿Por qué exactamente? Es simple: la sala de estar, como un interior representativo, la decoramos pensando principalmente en las personas que nos visitarán, y por lo tanto pensamos en ella como una especie de escaparate de la casa. A su vez, la cocina y el baño son interiores a los que probablemente se puede llamar de utilidad: su decoración debe estar muy relacionada con su función, por lo que no puedes permitirte el lujo de decoraciones espectaculares. ¿Y qué hay del dormitorio? Realmente lo decoramos para nosotros mismos y exactamente como nos gusta. ¿Cómo puedes hacerlo para convertirlo en un buen lugar para comenzar y terminar el día? ¡Lo mejor es el uso de cuadros de pared para dormitorios! ¿Y cómo hacerlo? No es difícil: solo lee nuestros consejos y encontrarás la idea perfecta entre ellos.

Paso uno: los cuadros para dormitorio deben crear una atmósfera

Antes de comenzar a decorar el dormitorio de tus sueños, piensa detenidamente en qué sentimientos debe evocar. ¿Te gustaría sentirte como en una habitación de un hotel de cinco estrellas construido en una isla paradisíaca en un mar cálido? ¿O tal vez un nido de amor? ¿Un lugar que te inspire? ¿Un oasis tranquilo donde reúnes fuerzas? Tus respuestas a estas preguntas deben depender de los cuadros de pared para dormitorios que elijas. Por ejemplo, en el caso de un espacio "paradisíaco", funcionará una imagen decorada con un motivo marroquí o incluso un paisaje de playa. Una habitación romántica requiere una decoración igualmente romántica, así que elige cuadros para dormitorio sobre desnudos con un paisaje de París o incluso un motivo floral. Una habitación apacible se verá genial si cuelgas cuadros con motivos minimalistas.

Paso dos: Primero en general, luego el detalle

¿Ya sabes qué ambiente prevalecerá en tu dormitorio, pero aún no tienes una idea de qué cuadros modernos para dormitorio serán los mejores? ¡Piensa en los colores, los motivos y los modelos que asocias con un aura determinada, y elige los cuadros que más te convengan! Sabemos que si el dormitorio debe ser íntimo y sensual, las imágenes amarillas y felices están descartadas, y si se quiere que sea tranquilo y silencioso, entonces las imágenes con motivos abstractos en colores llamativos probablemente no encajen en él. Recuerda también que la relación general-detalle también debe funcionar a nivel de todo el interior: para lograr una decoración consistente y armoniosa, debes elegir las decoraciones de manera que sus colores y motivos se relacionen con los colores y motivos de toda la habitación. No tienen que ser iguales: por el contrario, incluso pueden contrastarse, ¡siempre que no sean elegidos por casualidad!

¿Dónde debo poner mis cuadros para el dormitorio?

Así que ya sabes qué motivo eliges, y tienes una idea clara de cómo debería ser un dormitorio: ¡genial! Ahora ¿Dónde colgar ese cuadro cuidadosamente seleccionado? La opción más común son los cuadros sobre la cama por una razón muy simple: la pared sobre la cama generalmente es un espacio "perdido" si no se utiliza para colgar estantes u otro propósito similar, por lo que vale la pena decorarlo. Recuerda que no tienes que colgar el cuadro: los de un formato pequeño se pueden colocar en los muebles y los que son muy grandes, se pueden apoyar contra la pared. Si desistes de colgar un cuadro, será mejor dejarlo sin marco, pero si lo cuelgas, el marco le dará un toque de buen gusto y elegancia y también ayudará a crear una "transformación" colorida entre el lienzo y otros elementos del diseño.