Pósters según categorías - Minimalista

Nuestros pósters minimalistas contienen más de lo que cabría de esperar. Los motivos con expresión aparentemente escasa esconde armonía, belleza, equilibrio de formas y colores, así como una especie de atemporalidad. Entonces, si estamos buscando una decoración que se vea genial en la pared de nuestra habitación ahora y en unos años, podemos tranquilamente recomendarlo. Además, dicha decoración se verá genial no solo en un diseño moderno o en una elegante sala de estar, también podemos colocar nuestros minimalistas pósters en un espacio industrial o una decoración retro. También se verán geniales en una oficina e incluso en la habitación de un niño. ¿Por qué tanta diferencia? Todo depende del modelo que elijamos.

Póster minimalista con amapolas

Póster minimalista con amapolas

Un hermoso boceto de amapolas en un jarrón es una decoración original que encajará no solo en diseños minimalistas.
Póster en estilo antiguo

Póster en estilo antiguo

Descubre las antigüedades de nuevo, este estilo es un must have. La imagen minimalista de Apolo realzará la decoración ecléctica de tu apartamento.
114 pósters
Póster minimalista con monstera

Póster minimalista con monstera

Si te encantan las hojas de monstera, también te encantará el póster con su moderna imagen. Su forma abstracta se adapta a un interior modernista.
Póster en estilo femenino

Póster en estilo femenino

Un póster minimalista con la imagen de una mujer es una excelente propuesta para la decoración de interiores en un estilo moderno y clásico.
Póster con boceto de perro

Póster con boceto de perro

¿Eres un amante de los perros? ¿O tal vez tienes uno? Resalta esto colgando la imagen minimalista de tu mascota en la pared.
Póster minimalista en blanco y negro

Póster minimalista en blanco y negro

Un mapa en blanco y negro es una decoración de pared extremadamente versátil que puede combinar con casi cualquier arreglo.
Póster minimalismo para vestíbulo

Póster minimalismo para vestíbulo

Una ilustración minimalista en tonos modernistas complementará perfectamente la pared del vestíbulo o la sala de estar.
Póster con el símbolo de Nueva York

Póster con el símbolo de Nueva York

El póster de Nueva York es una sugerencia de decoración que se ve genial por ej. en un interior de estilo retro. El color amarillo agregará energía.
Póster minimalista con montañas

Póster minimalista con montañas

Cuelga un póster con un paisaje forestal en tu habitación, sus colores sutiles armonizarán de maravilla con una decoración minimalista.
Póster de pared modernista

Póster de pared modernista

¿Cómo armonizar la elegancia con el minimalismo? La respuesta es un póster interesante en colores delicados y de buen gusto.
Póster con motivo geométrico

Póster con motivo geométrico

Un delicado motivo geométrico realzará la composición clásica del interior del dormitorio sin alterar su armonía.
Póster tipográfico minimalismo

Póster tipográfico minimalismo

El cartel tipográfico funcionará en una cocina minimalista. Este motivo sin duda atraerá a los verdaderos amantes del café.

 

Expresión austera en nuestro póster minimalismo y nada más

El estilo minimalista tiene muchas ventajas. Aunque para muchos esta estética es fría, a veces incluso austera en expresión, en realidad, las decoraciones en esta temática pueden ser muy diversas y no tienen que ser tan ascéticas como el interior de una sala de laboratorio. Incluso con una cantidad mínima de muebles, electrodomésticos y decoraciones, la decoración puede ser acogedora. Entonces, ¿cuál es el secreto? En primer lugar, en la gama de colores utilizada. Si la habitación se basa solo en blanco y gris, este estilo puede ser demasiado frío para algunos. Sin embargo, podemos crear una decoración minimalista en el que se vean bien los beiges, cremas e incluso pasteles, y el efecto será realmente delicioso. En lugar de baratijas que no armonizan en esta estética, elige un póster minimalismo, el cual tiene la ventaja de que al introducir un nuevo elemento o cambiar pequeños acentos, lograremos un cambio espectacular. Mientras menos cosas haya en el espacio, más fácil será refrescar la decoración. Un tríptico decorativo es una excelente propuesta, es si tenemos una pared grande y vacía. Tres pósters minimalistas colgados uno al lado del otro se convertirán en el toque final de dicha estilización.

¿La receta para una decoración universal durante años? Elige nuestros minimalistas pósters 

En el mundo del diseño de interiores, tratamos con varias propuestas que aparecen y desaparecen cuando llegan nuevas tendencias. Sin embargo, no todos están interesados en seguir una moda. Algunos prefieren estilos atemporales que siempre se ven bien. Estos ciertamente incluyen la estética retro, industrial o el minimalismo del que acabamos de mencionar. Este estilo se centra en la calidad y no en la cantidad, la versatilidad y no estar en la cima, lo que lo ha vuelto tan popular y no tenemos indicios de que vaya a cambiar. Sin embargo, es obvio que todos necesitan un cambio de vez en cuando. Y es aquí precisamente cuando entran a tallar nuestros minimalistas pósters. Esta forma de decoración es muy fácil de cambiar y del mismo modo desaparecerá con la misma rapidez cuando queramos cambiarla; un lienzo grande requiere espacio y condiciones. Mientras tanto, un póster puede enrollarse, ponerse en un tubo especial y luego podemos colocar una imagen completamente nueva en la sala. Cuando nos aburrimos, podemos volver a la composición anterior u obtener un nuevo modelo. De esta manera, podemos dar forma libremente a la decoración sin la necesidad de una metamorfosis completa. Todo lo que tienes que hacer es colgar unos diseños tipográficos en blanco y negro y unos coloridos pósters de una vez para obtener un efecto completamente diferente. 

¿Pósters minimalistas en una decoración infantil? ¡Estamos de acuerdo!

Da la impresión que los pósters minimalistas son principalmente para interiores elegantes, una la sala de estar o una oficina. Mientras tanto, también es una forma original de diversificar una decoración infantil. ¿Suena increíble? La habitación de un niño no tiene que estar sobrecargada con motivos, colores y acentos decorativos. Cada vez más, apuesta por estilizaciones moderadas que limiten la cantidad de estímulos que puedan causar distracción, nerviosismo o dificultad para tranquilizarte antes de ir a la cama. Un espacio tranquilo no tiene que ser aburrido. Un buen ejemplo son los interiores de una estética escandinava, la cual también exige moderación. Incluso una habitación en blanco y negro resultará ideal para un niño pequeño, si tiene acentos divertidos, como puntos, rayas o cuadros. A su vez, nuestros pósters minimalistas nos permitirán introducir un acento colorido en el espacio. Elige composiciones geométricas o motivos llamativos. Tal elemento animará la habitación, pero no la dominará, gracias a lo cual obtendremos un efecto equilibrado.